La lombricultura como una alternativa productiva

La lombricultura da solución a  los problemas de contaminación y convierte al contaminante en un producto útil y comercializable.

La lombricultura es la crianza intensiva de lombrices que se alimentan de residuos orgánicos en descomposición, la digestión de estos residuos produce grandes cantidades de abono orgánico que son la base de la fertilidad del suelo.

 La lombriz tiene una extraordinaria capacidad de reproducción que permite al criador recuperar en corto plazo el capital inicial  invertido, se ha trabajado con ella en México y en muchos países con excelentes resultados, la idea es aprovechar los desechos orgánicos agroindustriales y urbanos (estiércol, pulpa de café, cachaza, desechos de mercados, etc.)  para producir un abono orgánico de alta calidad,  se trata de reciclar residuos que al no ser aprovechados se convierten en contaminantes y de convertir lo que se considera un desecho orgánico en dinero.

Descripción e importancia

 Su implementación  no requiere de grandes inversiones, la lombriz que se emplea (Roja californiana) transforma los residuos en muy corto tiempo y su reproducción constante permite tener excedentes de lombriz que también tienen un mercado a nivel nacional e internacional. En el país existen pocas empresas dedicadas a este rubro y la demanda de abono orgánico ha crecido en los últimos años en todo el país. 

 Los suelos agrícolas y sus cultivos necesitan de este tipo de abonos ya que les proporciona materia orgánica que mejora la estructura del suelo, restituye la  vida del suelo incrementando el número de microorganismos benéficos,  es un producto que que no altera el ecosistema , cosa  que los abonos químicos no pueden hacer, usando lombricomposta se obtienen plantas productivas, fuertes y sanas . 

La lombricultura representa la alternativa mas efectiva y rápida para el composteo de residuos orgánicos.

Los objetivos son la conversión de los residuos orgánicos en algo útil, esto es la producción de abono orgánico utilizando la lombricultura como una estrategia ecológica y económicamente viable.

El abono orgánico (lombricomposta o humus de lombriz) y la lombriz, productos de este proceso, por sus características tan favorables pueden ser utilizados en el sector agrícola en los diferentes niveles.

Mercado

El humus de lombriz puede ser vendido a tiendas de jardinería o a las cadenas de almacenes departamentales.

A los productores  de hortalizas,  frutales,  flores,  para la germinación de semillas etc.

El hecho de ser un producto orgánico lo  recomienda ampliamente para el cultivo de productos orgánicos que tienen alto valor y demanda no solo en el extranjero sino actualmente también en nuestro país .

Por su parte la lombriz puede ser vendida para la instalación de nuevas empresas que quieran dedicarse a esta actividad o  vendida como carnada para la pesca o  como complemento alimenticio para peces, aves o ranas.

Impacto económico social

El impacto que pueda tener varia  dependiendo del tamaño que sea la granja de lombricompostaje y de los residuos que se reciclen, por ejemplo, si es  establecida con un grupo de productores del medio rural, puede ser considerada como una alternativa económica y ecológica para producir un bioabono a bajo costo y alta calidad, que incremente la producción de sus cultivos a bajo costo y les permita competir,  no solo en el mercado general del los productos del campo, sino en el mercado de los productos orgánicos que cada vez tiene mayor demanda.

Por otro lado si se trabaja con residuos de un mercado o de una comunidad, su impacto se observa en el bienestar social, en la salud, y refleja una comunidad que se preocupa por su entorno. Además de lo anterior la lombricultura se debe considerar un  importante agente reductor de contaminación que indudablemente llevará a un mejoramiento de la calidad de vida no solo del lugar donde se establezca sino a lo largo de los ríos y suelos que están siendo contaminados.

Uno de los principales problemas que tienen los criadores de animales estabulados, es la acumulación de estiércol de sus animales, el  mal olor  y la generación de fauna nociva se suman al problema, en este caso la lombricultura representa una alternativa económica y adecuada para convertir todo tipo de estiércol  en un abono orgánico que se puede comercializar.

Si nos referimos, a la lombricomposta, tiene gran importancia como la base para producción de cultivos  orgánicos y cultivos en general, es un excelente mejorador de suelos, no solo por sus características físicas, sino  también por su aportación de materia orgánica, microorganismos  y  por su buena composición de los elementos principales, NPK, y elementos menores. Lo anterior se traduce en plantas mas productivas, sanas y de calidad.

A su vez, disminuye la extracción,  el uso y deterioro del suelo forestal (tierra negra) que tanto se usa en jardinería y que puede ser sustituido por la lombricomposta.

Muchos productores no tienen la capacidad económica para adquirir fertilizantes, al mismo tiempo desperdician los residuos de sus cosechas o el estiércol de sus animales, sin saber que por medio de la lombricultura pueden producir un abono orgánico de excelente calidad.

 

Que se necesita para iniciarse en  la lombricultura

Los materiales necesarios son residuos orgánicos (comida para la lombriz), material para la construcción y mantenimiento de camas, terreno y agua.

No requiere de instalaciones complejas ya que se puede hacer al aire libre.

Debido a la gran cantidad de desechos agroindustriales, la lombricultura es una alternativa viable para desarrollar en casi cualquier región de  México.

 Teniendo la comida para la lombriz y las condiciones adecuadas se favorece una rápida producción de lombriz y por lo tanto de abono.

Además existe alta  demanda de lombricomposta en nuestro país y en el extranjero.

 No partimos de cuestiones teóricas sino de experiencias prácticas que pueden ser implementadas sin grandes inversiones y con amplios márgenes de beneficios tanto económicos como ecológicos.